Reparación de válvulas 

Historia

En la Edad del Cobre, el humano descubrió la importancia de modificar las formas de las piezas para adaptarlas entre ellas para así formar piezas más grandes.

Con el desarrollo de la metalurgia y el descubrimiento de materiales nuevos, estos fueron perfeccionándose cada vez más.

Con la REVOLUCIÓN INDUSTRIAL se dio un gran impulso a este tipo de sector, hasta el punto que se crearon las primeras "máquinas herramientas" las cuales revolucionaron el mundo industrial.

El mecanizado se utilizaba para describir los procesos tradicionales como el torno. Hoy en día, el mecanizado puede ir desde procesos más sencillos hasta los mecanizados CNC, que funcionan por control numérico y que son capaces de llevar a cabo operaciones de corte más complejas.

Las ventajas del mecanizado CNC para su fabricación en series pequeñas:

  • Rapidez
  • Precisión
  • Calidad alta
  • No tienen inversión en utillajes

 

Los mecanizados CNC transforman piezas de materia prima eliminando el material sobrante para conseguir una forma específica.

Las operaciones de los mecanizados pueden clasificarse en taladrado, torneado y fresado.

Torneado; El torneado es un proceso de mecanizado utilizado para hacer piezas cilíndricas, en el cual la herramienta de corte se mueve de forma lineal mientras la pieza de trabajo gira.

Fresado: es un proceso en el que una herramienta de fresado corta el material con un movimiento giratorio. Al igual que ocurre con el taladrado, esto es posible gracias a una amplia gama de herramientas diferentes con diferentes diámetros y diferentes durezas.

Taladrado: es un proceso de mecanizado que consiste en hacer un corte en el material haciendo girar una broca. La broca arranca virutas del material y realiza un orificio. Dicho orificio tendrá las características que deseemos: forma, diámetro, etc.

 

Mecanizados industriales de precisión con Valmecas. ¡Llámanos!